Folks

¿Qué es Business Experience? Más allá del negocio

Folks Team
Folks Team
En Folks creemos que el verdadero desafío empresarial radica en la complejidad del ser humano y la cultura. Esto es Business Experience.

¿Qué es Business Experience?

Business Experience es un modelo de desarrollo empresarial completamente enfocado en las personas (clientes, empleados, partes interesadas o candidatos). Se enfoca en construir relaciones sólidas y significativas entre empresas y personas. Esto permite conectar el negocio con las necesidades sociales y culturales que son relevantes.

La orientación hacia las personas se convierte en la fuerza que mueve a toda la empresa, desde la razón de ser del negocio hasta las acciones de la marca, pasando por la experiencia de los productos y servicios, algo que aún no ocurre en la mayoría de las empresas. compañías. El mejor ejemplo lo encontramos en las organizaciones más centradas en el cliente como Apple, Amazon o Uber. Estas empresas han demostrado que un impacto positivo en las personas se traduce en un mayor impacto empresarial

¿Cómo nace Business Experience?

Las reglas que regían el mercado han cambiado. Las necesidades de nuestros clientes y las de sus empresas han cambiado. Las expectativas de las personas frente a lo que esperan de una marca cambian de la noche a la mañana. La digitalización se ha encargado de cambiar el paradigma por el que se regían los mercados, las empresas y los consumidores, y ha definido nuevas reglas que se podrían resumir en una realidad: las expectativas de las personas están por delante de la capacidad de las empresas para satisfacerlas.

Este nuevo paradigma obliga a las empresas a reformular la forma en que las personas experimentan sus marcas, ya que en muchos casos son incapaces de reaccionar ante los rápidos cambios en los clientes.

El papel de la marca en Business Experience

La relevancia de una empresa está siendo impulsada cada vez más por un enfoque comprometido con los problemas humanos fundamentales, y en conjunto con una sensación creciente de que el poder de las marcas está creciendo y los consumidores ven sus elecciones de consumo como votos. digno de confianza hacia ellos.

La marca sigue siendo una promesa, pero la promesa de algo más profundo. La marca debe ofrecer un conjunto de valores compartidos que equilibren la relación entre la empresa y el cliente. Las empresas que no sirven a la sociedad y las marcas que no logran ganarse la confianza de sus clientes no lograrán adelantarse a las expectativas en constante cambio.

Finalmente, las marcas ya no pueden considerarse separadas del negocio; los dos nunca han sido tan dependientes. Cada vez más, su marca se trata de lo que hace y es, no solo de lo que dice; y su negocio consiste en empatizar con los problemas humanos. Se mueven a lo largo de una trayectoria que acerca más que nunca al negocio, la marca y el cliente.

Los cambios en las experiencias de los negocios.

Debemos abandonar la idea de la marca como una construcción estática y que las experiencias comienzan y terminan en los puntos de contacto. En cada interacción con una marca, el cliente llega con expectativas en mente sobre la rapidez o facilidad con la que obtendrá un resultado, además de buscar satisfacer un objetivo, un problema, una necesidad o una pregunta.

A medida que la cultura, los clientes y las amenazas competitivas cambian drásticamente, el paradigma tradicional de posicionamiento de marca estático ya no funciona y ha sido reemplazado por una ambición clara que impulsa a la empresa a experimentar continuamente con movimientos rápidos y específicos.

Para cumplir con estas expectativas dinámicas, las empresas deben desarrollar la capacidad de combinar una dirección fija a largo plazo con flexibilidad, ambición y agilidad a corto plazo.

El viaje para convertirse en un líder de Business Experience.

Hoy todas las empresas están buscando cómo gestionar su trayectoria a través de las crisis y la aceleración del mundo y emerger no solo más fuertes, sino también más preparadas para competir. Una trayectoria no es simplemente una nueva terminología. Es una definición clara de la dirección de la organización.

Esta trayectoria combina cuatro puntos relevantes para ayudarte a impulsar el crecimiento de tu negocio:

  1. Desarrollar la empatía y la escucha exacerbada por las personas y sus necesidades.
  2. Desarrollar agilidad en la innovación de experiencias diarias.
  3. Hacer del propósito responsabilidad de toda la empresa.
  4. Alinear la dirección del negocio con la marca y su interacción con las personas.


Estos cuatro puntos abarcan el mundo del cliente, el negocio y sus interacciones, y van directamente al corazón de lo que una empresa necesita establecer para trazar su camino futuro. Cada empresa necesita revisar su negocio para encontrar formas de ofrecer experiencias relevantes a los clientes. Creemos que Business Experience impulsará el crecimiento y brindará los resultados deseados para sus clientes y para su negocio.

Folks Team
Folks Team
Purpose-driven Growth
Comparte este artículo
Suscríbete a la newsletter
Al registrarse para recibir correos electrónicos de Folks, acepta nuestra Política de privacidad. Tratamos tu información con responsabilidad.